Burdjia

Pensando en el siguiente paso

por Guillermo Martínez J.

Ayer estuve revisando una extensión para Gesbit que facilita la inserción de vídeos en los artículos, para el blog de El Saloncito del Cómic, y probando añadir algunos elementos HTML5 a uno de los formularios del panel de control de dicho gestor de blogs.

La cuestión es que creo que ha llegado uno de esos momentos en los que hay que decidir.  Como ya dije en en algún artículo anterior, la versión 3.0 entraba en mis planes desde que rescaté el proyecto,  Sin embargo estoy posponiéndolo mientras se pueda mejorar la versión actual.  Aun así hay carencias que son difícilmente mejorables sin arriesgarse a romper por completo el código actual, como es el que sólo permita el uso de bases de datos MySQL/MaríaDB, o que el filtro HTML identifique algunas etiquetas HTML5 como no deseadas, independientemente de lo que se ponga en la configuración, además de algunas incomodidades que no impiden que las bitácoras funcionen mal, pero hacen que no sea cómodo de utilizar y actualizar (esto último, no sólo se refiere a actualizar entradas sino también a la modificación del código fuente).  Por ejemplo, si Gesbit dispusiera de un sistema que permitiera añadir fotografías con la misma facilidad que vídeos seguramente pospondría aún más el inicio de esta versión 3.0, y aunque podría intentar añadir una extensión al efecto creo que esta característica sería más eficiente si formara parte del núcleo del gestor y no como un añadido.

Así que, visto lo visto, seguramente cree una nueva rama de desarrollo y comience la planificación y desarrollo del núcleo de esta nueva versión 3.0 de Gesbit.

Descarga de archivos de nuevo disponible

por Guillermo Martínez J. + Un comentario

Como dije en el anterior artículo, había un problema con la descarga de archivos.  El problema ya está solucionado, así que ya puede descargarse cualquier paquete.  He tardado en arreglarlo ya que he estado muy ocupado por la inauguración de El Saloncito del Cómic, café-biblioteca adjunto que hemos abierto mi amigo y colega Iván Sarnago y yo.

Por otro lado, desde hace una semana esta web está siendo atacada por un par de juankers de medio pelo, que están intentando colar enlaces.  Quiero agradecerles sus altruístas esfuerzos, ya que me han permitido comprobar que Ágora es suficientemente duro como para lidiar con ellos.  Y es que por muchas pruebas que se hagan siempre queda la duda de que haya algún agujero por ahí.  Eso sí, quisiera pedirles que trasladen sus esfuerzos a los comentarios de la bitácora, ya que la Página de contacto está sobradamente comprobada mientras que los comentarios de Gesbit podrían tener alguna debilidad que se me haya pasado y querría estar seguro.

Muchas gracias.

¿Sirven las "cookies" de algo?

por Guillermo Martínez J. + 2 comentarios

Desde hace un tiempo somos más conscientes de su existencia, porque en cualquier página en la que entras (salvo las que yo he creado, al parecer) te aparece un molesto mensaje indicando que se usan. Y digo molesto porque normalmente ocupan parte de la página, y en alguna ocasión me he encontrado con que no hay un botón que permita quitar el aviso. Me estoy refiriendo a las huellas o cookies.

La respuesta a si sirven de algo debería ser Sí, claro que sí, pero si he de ser sincero, no estoy yo muy seguro. Y no porque no crea que sean útiles, porque lo son, sino más bien por el uso que se les da normalemente. Según rezan muchos de esos mensajes, sirven (...) para mejorar la experiencia de usuario. ¿De qué forma podrían hacerlo? Bueno, las huellas son contenedores de datos que se almacenan en el ordenador cliente (es decir, en nuestro ordenador), frente a las variables de sesión, que se almacenan en el ordenador servidor (es decir, en el que está almacenada la web que visitamos). De esta forma, los programas pueden consultar información sobre el visitante sin tener que ocupar espacio en el servidor. Esta información puede ser muy variada: la fecha de la visita, qué página fue la última que visitó, qué búsquedas realizó... Cualquier cosa.

Si tenemos una tienda online, las huellas nos ayudan muchísimo. El programa puede tener la lista de artículos consultados y de esta forma deducir qué otros artículos puede recomendar. De hecho, esto es lo que se supone que hace GoogleAds, que se encarga de meternos anuncios en todo tipo de webs alrededor del orbe. Es decir, cuando una web es cargada, esta hace una petición a Google Ads para obtener un anuncio, y este mira en las huellas disponibles para decidir qué anuncio poner. Así, se supone que si hemos comprado cierto producto GoogleAds lo sabrá y no repetirá ese anuncio una y otra vez, pero mostrará otros productos que, según ciertas esotéricas fórmulas antroposociológicas, deberían interesarte.

Por desgracia, esto rara vez funciona. Y a las pruebas me remito:

Chaval de la mochila

Algo marcha mal, ¿no? Bueno, la verdad es que hay varias posibles razones por las que GoogleAds podría equivocarse. La configuración del navegador, que borra los datos de forma periódica o no permite a la aplicación a acceder a esas huellas, por ejemplo, es la más común. Otra es que, símplemente, estamos utilizando un navegador o equipo diferente al que usamos para comprar esas entradas o ese juego. Pero no siempre es así, y aunque nuestro navegador no borre sus huellas, permita acceso total a ellas a GoogleAds y estemos usando el mismo navegador, esta siguación no cambia. La cosa empeora porque no hay una norma de uso para las huellas. No me refiero a que no exista un ley, que la hay, sino a nomenclaturas de nombres y formatos de contenido comunes para su uso por parte de los programas. En definitiva: que GoogleAds no siempre sabe qué páginas hemos visitado, o qué hemos comprado. Y me temo que esta es la principal razón.

En definitiva, ¿sirven para algo? Pues en mi opinión no, porque no se usan correctamente.  Antiguamente, recuerdo que había páginas que las usaban para permitir al visitante cambiar, por ejemplo, el estilo de la página y leerla mejor.  Actualmente ni siguiera ofrecen esa posibilidad.  Son un incordio y sólo sirven para ocupar espacio, porque la inmensa mayoría de las web no las necesitan, como tampoco necesitan jQuery o Flash. Y si a eso añadimos que nuestros legisladores no tienen ni idea de lo que son, terminamos con un lío de tres pares.

Termino agradeciendo al Chaval de la mochila por permitirme usar su mensaje como ejemplo.

Notas al pie:

Permítaseme este arrebato de chovinismo, pero es que la palabra cookie siempre me ha sonado fatalmente mal, aparte de que tampoco sé muy bien qué tiene que ver una galleta con una variable.

Un colega me comentó que, aunque su web no las usaba, se vio obligado a poner el aviso de que sí porque le insistían desde el ministerio en que sí las usaba, porque era una web y por eso las usaba...

Otros:

Publicado Allegro.pas 4.4.5

por Guillermo Martínez J.

Y terminamos (por ahora) con la temporada de actualizaciones con Allegro.pas, que por fin tiene versión 4.4.5 disponible, y digo por fin porque la versión anterior data de 2012 y varias de las cosas que trae esta nueva versión ya las realicé en 2013.

Esta nueva versión no sólo corrige algunos errores sino que hace un buen puñado de mejoras que hace que el ejecutable sea más rápido, al eliminar muchos procedimientos que se limitan a llamar a otro procedimiento.  Es decir, antes en algunos casos el procedimiento en Pascal servía para amoldar los datos pasados en sus parámetros a un tipo que la auténtica función escrita en C de la biblioteca original pudiera entender.  Ahora ya no es así en la mayoría de casos, por lo que se ahorra un poco de código.  Claro que esto ha significado cambiar la definición de estos procedimientos y funciones, pero merece la pena.

También se ha eliminado el uso de punteros en muchos parámetros, sustituyéndolos por parámetros VAR y OUT. Y ahora los métodos que manejan listas (ARRAY) ya no lo hacen usando punteros, lo que clarifica mucho el código.

Si queréis probarlo, podéis descargaros la biblioteca, o el juego de demostración precompilado para que veáis que funciona, desde la página de descargas, y empezar a programar vuestros propios videojuegos.

Por mi parte, dejo las actualizaciones una temporada y me pongo a otras cosas.